Tres editoriales españolas crean una plataforma para el ebook

Ese olor característico de los libros recién comprados puede que tenga sus días contados, y es que llega a España la primera plataforma editorial que negociará los derechos del ‘e-book’, el libro digital.

De la mano de Santillana, Planeta y Mondadori, comienza la batalla por la distribución, donde el futuro del libro impreso todavía está por determinar. Las tres editoriales consideran que todavía no existe un negocio consolidado, pero quieren estar presentes en el mercado en el momento en el que se produzca el gran salto.

Continue reading

Lecturas recomendadas

Lectura recomendada: Apocalipsis Z

Tras leerme el libro El círculo del lobo, he duscubierto algo nuevo. El fenómeno Apocalipsis Z no lo conocía hasta hace unos meses cuando un compañero de trabajo me dejó el libro. A los pocos días lo devoré y descubrí su página oficial en la que hay un blog, de donde nació la idea original del libro y además una web-foro donde se unen los fans incondicionales a discutir sobre las nuevas aventuras del protagonista de la historia que se narra, al más puro estilo Lost.

El libro en sí narra las aventuras de un hombre y su gato en un mundo en el que los zombies invaden la tierra, y en concreto se explica cómo se vive todo desde Galicia. Todo esto no dejaría de ser más de lo mismo si no fuera por la forma en que se ha creado este fenómeno literario: en un blog. El autor empezó colgando pequeños fragmentos de una historia en un blog que han acabado convirtiéndose en un libro que ha funcionando muy bien en las tiendas.

Continue reading

Libros de cocina

Los libros de recetas, consejos y trucos de cocina inundan nuestras librerías. ¿Crees que estoy exagerando? Bien, pues lo único que debes hacer es visitar la zona de libros de una gran superficie. Dime qué ves.

Libros de cocina por todas partes. ¿A qué se debe este boom literario? Curiosamente, buena parte es gracias a la televisión.

Los programs de cocina y sobretodo, de aspirantes a cocineros están de moda. Tan sencillo como eso. Ahí están los casos de TopChef, o de Masterchef. Ah, y no olvidemos la versión del mismo protagonista pero donde son niños los aspirantes a cocineros.

Hay programas de gastronomía por todos lados y eso no ha pasado desapercibido por las editoriales. Lógico. Incluso los protagonistas de estos programas de cocineros reciben la publicación de su propio libro de recetas como premio.

A esto hay que sumar el tremendo boom de la repostería casera. Me refiero sobretodo al fenómeno de las cupcakes. Gracias a ello han sido publicados numerosos libros con recetas para hacer cupcakes y postres similares. Reconozcamoslo, hay una pequeña burbuja en torno a todo este fenómeno.

Esto también afecta a los propios fabricantes de herramientas de cocina. Por ejemplo, al comprar una amasadora KitchenAid, se recibe de regalo un libro con recetas que preparar en dicha máquinaBueno, no se puede decir que regalen el libro de recetas, ya que antes debes comprar la amasadora y luego apuntarte a su club de clientes.
Pero bueno, la cuestión es que ese interés del propio fabricante les ha llevado a publicar un libro de cocina.

Continue reading

No nos quieren vender ebooks

ebooksLos ebooks o libros en formato electrónico están dando mucho que hablar últimamente. En el mercado ya hay varios lectores de libros electrónicos. Yo he utilizado un Papyre y ahora soy el feliz propietario de un Sony Reader 505.

Ha pasado ya un tiempo desde el texto original, así que os dejo aquí esta web: http://librista.es/blog/que-ebook-comprar/ Es perfecta si te planteas comprar un nuevo lector de ebooks, tipo Kindle o similar. Recuerda que Sony ya no fabricará su ereader.

Si ya tienes un lector de ebooks, aquí tienes un listado de webs donde descargar libros. Precisamente sobre este tema quería hablar hoy. Desde mi punto de vista, ante la aparición de estos aparatos el mundo editorial está reaccionando de forma similar al discográfico: tarde y mal.

Lo primero que me sorprendió fue la prohibición de participar a aquellos editores que traten con libros “electrónicos o de libros que se publiquen por Internet o mediante cualquier otro soporte distinto de la tradicional edición impresa”. Es decir, se centran en el negocio clásico excluyendo la posibilidad de ir abriéndose a otros mercados. Eso sí, explican que si el día de mañana el libro electrónico se va popularizando se plantearan su inclusión en futuras ediciones de la feria. Y ahí radica, desde mi punto de vista, su gran error: esperar.

Unos pocos usuarios, de perfil bastante tecnológico, somos los primeros en animarnos a comprar uno de estos aparatos. Lo compramos, nos gusta y empezamos a descargar libros para leer. Aquí encontramos el primer y muy importante (para la industria editorial) tropiezo. ¿Dónde descargamos los libros? En América tienen por ejemplo a Amazon (con un catálogo muy importante), pero aquí no hay ninguna librería ni editor que ofrezca la descarga de los libros en formato electrónico. Existe algún que otro intento tímido por acercase al ebook. Pero lo cierto es que no es posible comprar los mismos libros que en Fnac o cualquier librería.

¿Solución? Los sitios de descarga “alternativos”. Emule, foros y webs que recopilan libros para descargar. No es fácil encontrar las últimas novedades, y la variedad de libros disponibles es (de momento) limitada. Pero es lo que hay, y es gratis.

Por ejemplo, ahora mismo me apetece leer: La tierra es plana de Thomas Friedman, El nombre del viento de Patrick Rothfuss, Chindi de Jack McDevitt o Blasfemia de Douglas Preston. Pero no puedo comprar esos ebooks en castellano. Pues nada, en cuanto pueda me los descargo (gratis) de algún foro. Si una tienda online me los ofrece a buen precio, de forma cómoda y en formato compatible con mi lector de ebooks, ahora mismo voy y los compro. Pero no puedo, no existe esa librería.

¿Sabeís que está pasando? Que me estoy acostumbrando a buscar los libros en internet y descargarlos gratis. Y cada vez (la experiencia) me resulta más fácil encontrar lo que busco. He enseñado el lector de ebooks a mis amigos. A los que leen de forma habitual les ha gustado, y es muy probable que acaben comprando uno. Cada vez más gente tiene uno de estos aparatos. Y aprenden (y se acostumbran) a descargar libros gratis. Y enseñan a sus amigos cómo hacerlo. Y como hay más gente en este mundillo del ebook, aparecen más webs y personas compartiendo libros gratis. Exactamente lo mismo que ocurrió en su día con los mp3.

ebookY dentro de dos o tres años esto se comenzará a notar en las ventas de libros en papel. Así que entonces las editoriales empezaran a tomárselo en serio. Tal vez entonces se permita hablar de ebooks en la feria del libro de Madrid. Habrá comentarios del tipo “donde esté un libro de papel y su encanto…”, vamos lo mismo que se decía de los vinilos y los CD cuando apareció el mp3. Y tardarán como mínimo uno o dos años más en ponerse de acuerdo (las editoriales) y montar una plataforma de venta de ebooks en español decente, y con un buen catálogo.

Y por aquel entonces, yo y mis amigos que leen (que ya habrán comprado un lector de ebooks por lo mismo que cuesta hoy un reproductor de mp3) estaremos más que acostumbrados a descargar los libros en un santiamén, y gratis claro. Y entonces querrán que paguemos por lo que venimos haciendo gratis (y de forma legal) desde hace años. Y diremos “de eso nada, yo sigo como hasta ahora”. Y en ese momento aparecerán las declaraciones de “estáis acabando con la cultura”, incluirán DRM en los libros que vendan (molestando y cabreando al que ha decidido sí pagar por los ebooks), etc.

Y todo por esperar.

Después está el otro tema: los precios.

¿Cuanto debe valer un ebook? La editorial siempre va a querer sacar el máximo beneficio a cada libro que venda (lógico) y el usuario siempre lo va a querer al menos coste posible (lógico).

Se puede usar como referencia un libro de bolsillo. No en cuanto a precio, sino en cuanto a relación formato/precio. Un libro de bolsillo viene a costar entre 7 y 12 euros. Y eso es, más o menos, la mitad que un libro de tapa dura. Obviamente, los libros de bolsillo tienen un menor coste de fabricación (la encuadernación es mucho más tosca que su homólogo de tapa dura) y por norma general, las novedades sólo están disponibles en edición de bolsillo unos meses después de su publicación en tapa dura.

Bien, el ebook obviamente tiene un coste de fabricación prácticamente nulo. Y luego está el ahorro en costes de distribución, almacenamiento, personal, etc. Además el cliente siempre tiene la opción de descargarlo de forma gratuita en alguna red de distribución alternativa como P2P, foros, etc (esa opción alternativa va a existir siempre, la cuestión es fidelizar al usuario desde el principio). Pues bien, por lógica el precio (para ser atractivo) debería ser inferior al de un libro de bolsillo. Al fin y al cabo, me están dando una copia digital, no un libro físico. Y las novedades editoriales, ¿un poco más caras? Tal vez, pero sólo un poco. Recuerda que sino la gente se va al P2P y solucionado.

Pero entonces, las editoriales no van a ganar dinero… No necesariamente. Con las nuevas tecnologías, cambian los hábitos. Antes, yo compraba entre 2 y 4 libros al año. Leía más libros al año, pero los libros cuestan su dinero, y para eso están la biblioteca y los amigos que te prestan el libro que ellos han comprado (el P2P manual de toda la vida). Desde que tengo el lector de ebooks leo una media de un libro por semana. Mientras estoy leyendo un libro ya he localizado otro que me interesa y lo he descargado.Ya no suelo visitar la biblioteca. Ni pido libros prestados a los amigos. Es más cómodo y rápido adquirirlos en internet

¿De donde saco el tiempo para leer? Pues porque ahora me descargo las series y películas que me interesan de internet, con lo que me ahorro ver publicidad en televisión y… no veas lo que cunde ahora una tarde.

Resumiendo, la facilidad de acceso a los libros y su precio reducido fomentan que quien antes compraba un libro de papel cada dos meses, ahora compre compre 3 o 4 ebooks. Aunque el precio de la unidad se reduzca, la rentabilidad no tiene porqué verse reducida.

De todas maneras, el tema de los precios será para otro debate. Por el momento no hay precio que discutir, simplemente no nos quieren vender ebooks.

Por favor, deja tu opinión escribiendo un comentario.

Continue reading

Espejismo: la lección a aprender en cuanto a promoción online

Internet y los productores de ocio no se llevan bien. Uno es un nido de ladrones que se saltan los derechos de autor a la torera, piratean discos y suben películas que están aún en los cines sin caer en la cuenta de que los que escriben, cantan o hacen pelis también comen y los otros son unas sanguijuelas que entre intermediarios, representantes y directores ejecutivos encarecen la cultura alejándola del consumidor final y sin que los autores vean un duro.

Y esa es la tónica general hasta que de vez en cuando te cruzas con gente inteligente que ha sabido entender ambos medios. Ofrecen un producto serio y, lo más importante, quieren hacer las cosas bien.

Continue reading

Las puertas de piedra: la reseña de un libro que ni siquiera se ha terminado de escribir

Patrick Rothfuss se ha convertido en una de nuestras personas favoritas en EdicionesMosaico (¡ey, ¿eso ha sonado a nueva sección?). Padre literario de Kvothe el Sinsangre y arquitecto del mundo de los cuatro rincones, nos tiene en ascuas a la espera de que se publique la tercera y última parte de las Crónicas del asesino de Reyes, titulada de manera provisional aunque casi definitiva “Las puertas de piedra”.

Y en EdicionesMosaico nos atrevemos a comentar un libro que ni siquiera está aprobado para imprenta. No, no pertenecemos al selecto grupo de amigos y conocidos de Rothfuss que están realizando una primera lectura de prueba, pero hay un par de cosas de las que estamos tan (¡tan!) convencidos, que os traemos la primera reseña escrita antes que el propio libro que analiza. Y además nos las apañaremos para soltar algún spoiler. ¡Allá vamos!

manuscrito libro

En primer lugar podemos contar con el absorbente estilo de Rothfuss, quien ha encontrado en la traductora Gemma Rovira a la aliada perfecta para que la magia de sus palabras viaje del idioma de Shakespeare al de Cervantes sin perder un ápice de su frescura y cadencia. Esto sumado a que ya el autor ha adelantado que -salvo cambios masivos muy improbables- el cierre de la saga será más corto que el segundo tomo, convencerá a muchos de no dejar de leer en las siguientes dos o tres noches.

Continue reading