Las puertas de piedra: la reseña de un libro que ni siquiera se ha terminado de escribir

Patrick Rothfuss se ha convertido en una de nuestras personas favoritas en EdicionesMosaico (¡ey, ¿eso ha sonado a nueva sección?). Padre literario de Kvothe el Sinsangre y arquitecto del mundo de los cuatro rincones, nos tiene en ascuas a la espera de que se publique la tercera y última parte de las Crónicas del asesino de Reyes, titulada de manera provisional aunque casi definitiva “Las puertas de piedra”.

Y en EdicionesMosaico nos atrevemos a comentar un libro que ni siquiera está aprobado para imprenta. No, no pertenecemos al selecto grupo de amigos y conocidos de Rothfuss que están realizando una primera lectura de prueba, pero hay un par de cosas de las que estamos tan (¡tan!) convencidos, que os traemos la primera reseña escrita antes que el propio libro que analiza. Y además nos las apañaremos para soltar algún spoiler. ¡Allá vamos!

manuscrito libro

En primer lugar podemos contar con el absorbente estilo de Rothfuss, quien ha encontrado en la traductora Gemma Rovira a la aliada perfecta para que la magia de sus palabras viaje del idioma de Shakespeare al de Cervantes sin perder un ápice de su frescura y cadencia. Esto sumado a que ya el autor ha adelantado que -salvo cambios masivos muy improbables- el cierre de la saga será más corto que el segundo tomo, convencerá a muchos de no dejar de leer en las siguientes dos o tres noches.

Dos o tres noches en las que no podremos tomar aliento. A Pat le queda mucho que contar y pocas páginas para hacerlo. Kvothe debe ser expulsado, cumplir un par de fanfarronadas de un párrafo de presentación (sí, ese que todos nos hemos puesto alguna vez de estado de Facebook), engañar al “demonio” y matar al “ángel”, asumimos más encuentros con los chandrian y la aparición estelar de los Amyr y la muerte de al menos un rey. Estaría bien de paso saber de qué conoce el maestro Lorren a Arliden, el contenido y significado del arcón tricerrado o más explicaciones sobre los nombres que le dan a Kvothe a lo largo de su vida y que enumera al principio del primer libro. Pero sobre todo habrá páginas para la omnipresente Denna, el deseo de su corazón.

Los episodios en los que Denna hace acto de presencia son de lejos los menos apreciados por con cuantos amigos y conocidos hemos comentado la saga. Embarran el ritmo y detienen la acción hasta el punto de detestar al personaje.

Pero nada más lejos de la realidad. Denna es lo que convierte a Kvothe en el protagonista de una de las mejores sagas de fantasía épica actual y no en el Marty Stu de una trilogía infumable. Por que seamos serios. Un virgen de 15 años deja exhausta a un hada del sexo de más de mil años en su primera vez. ¡Ah!, y el tipo con solo unas semanas de entrenamiento en un arte marcial alcanza un nivel equivalente a varios años. Y tiene un alar como una barra de acero de Ramston. Y toca el laúd como un jodido ángel. Sin mencionar que es guapo, inteligente y encantador. Venga ya.

Denna tira a Kvothe de su altar de perfección, haciendo que se comporte como un adolescente enamorado, torpe, asustado e irreflexivo. Lo que es, vaya.

Por eso habrá muchas páginas de Denna. Pat sabe escribir, pero sobre todo sabe contar historias como nos ha demostrado con las narraciones dentro del texto (el robo de la luna, los cuentos sobre los Chandrian, Lanre/Haliax,…) y no abandonará el elemento que da dirección y destino a su protagonista. Ha plantado pistas durante dos novelas completas y en esta germinarán para explicarnos por que Kvothe ya no toca ni hace Simpatía.

En esta última entrega veremos más de los cuatro rincones de la Civilización que nunca. La obra se acaba, pronto habrá que apagar las luces del teatro para siempre y Rothfuss no va a dejar que salgamos sin haber visto el escenario con todo detalle. Desde las correspondencias geográficas entre las viejas leyendas y el mapa actual, al rico y nutrido trasfondo social de usos y costumbre que hemos visto enhebrarse ante nuestros ojos y que aún no hemos visto completo.

Será un broche de oro para una saga que, salvo algún inesperado movimiento de marketing por parte de las editoriales, verá su conclusión en 2014, dejándonos un recuerdo dulce como el licor de fresas.

A ver qué nos deparan Las Puertas de Piedra… La verdad es que el personaje de Denna se me hace insoportable y en el segundo tomo tenía la sensación de que la historia de amor entre ellos apenas avanza. De los dos Kvothe, me quedo con el del presente, más humilde y humano. Tengo una teoría sobre por qué ese cambio abismal entre los dos Kvothe, que ya te comentaré en privado porque no quiero soltar spoilers.

Por cierto, me ha gustado el detalle de que menciones a la traductora y su labor. Cuando se habla del estilo narrativo de una obra extranjera se suelen olvidar de papel que cumplimos en ello y se agradece cuando alguien nos valora.

One Response to Las puertas de piedra: la reseña de un libro que ni siquiera se ha terminado de escribir

  1. themarcos

    Hola amigos de http://www.edicionesmosaico.es, necesito ayuda…

    Tras cerrrar de las paginas de descarga Series Pepito y Series.ly.

    ¿Donde podemos bajar juegos y peliculas?

    Gracias…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>