Libros de cocina

Los libros de recetas, consejos y trucos de cocina inundan nuestras librerías. ¿Crees que estoy exagerando? Bien, pues lo único que debes hacer es visitar la zona de libros de una gran superficie. Dime qué ves.

Libros de cocina por todas partes. ¿A qué se debe este boom literario? Curiosamente, buena parte es gracias a la televisión.

Libros de cocina

Los programs de cocina y sobretodo, de aspirantes a cocineros están de moda. Tan sencillo como eso. Ahí están los casos de TopChef, o de Masterchef. Ah, y no olvidemos la versión del mismo protagonista pero donde son niños los aspirantes a cocineros.

Hay programas de gastronomía por todos lados y eso no ha pasado desapercibido por las editoriales. Lógico. Incluso los protagonistas de estos programas de cocineros reciben la publicación de su propio libro de recetas como premio.

A esto hay que sumar el tremendo boom de la repostería casera. Me refiero sobretodo al fenómeno de las cupcakes. Gracias a ello han sido publicados numerosos libros con recetas para hacer cupcakes y postres similares. Reconozcamoslo, hay una pequeña burbuja en torno a todo este fenómeno.

Esto también afecta a los propios fabricantes de herramientas de cocina. Por ejemplo, al comprar una amasadora KitchenAid, se recibe de regalo un libro con recetas que preparar en dicha máquinaBueno, no se puede decir que regalen el libro de recetas, ya que antes debes comprar la amasadora y luego apuntarte a su club de clientes.
Pero bueno, la cuestión es que ese interés del propio fabricante les ha llevado a publicar un libro de cocina.

Y no creáis que sólo despierta interés entre quienes han comprado una Kitchenaid. No, ese libro de recetas se busca e incluso se compra de segunda mano por parte de quienes compraron una herramienta de cocina de otra marca, pero que han oído hablar bien del libro.

A los pocos días de emitirse el programa final de MasterChef ya estaba en las librerías el libro de cocina con las recetas favoritas de la ganadora. Es lo mismo que pasó con los ganadores de Operación Triunfo. Ellos al ganar publicaban un disco. Pues bien, aquí al ganar publican un libro de recetas.

Las blogueras de cocina y sus libros

Las empresas editoriales han visto otro filón en las blogueras. Hay multitud de blogs de cocina, que publican recetas cada semana. Algunas de estas blogueras tienen decenas de miles de seguidores. Son pequeñas estrellas mediáticas. Con tantos seguidores, que están fielmente interesados en ver las nuevas receta semanal, las editoriales llaman a su puerta para editar un libro en papel.

No deja de ser curioso que el fenómeno de las blogueras de cocina termina llegando a los libros de papel antes que a los ebooks. Se supone que los ebooks son el futuro y presente del mundo editorial. Sin embargo, un libro en papel con grandes imágenes, y poco texto es mucho más practico en papel.

Y así es como son los libros de cocina. Poco texto, ya que una receta se explica de forma sencilla, con unos pocos párrafos es suficiente. Y grandes fotos que ocupan una página completa. Al final tenemos ejemplares muy bonitos y con precio nada económico, que realmente tienen poca información. Nada que no encontremos gratis en un buen blog de repostería.

¿Porqué entonces se venden bien? Bueno, las editoriales saben bien a qué sector apuntan. Es un tipo de libro muy diferente a una novela. Para empezar es un libro de consulta, para ojear y tener a mano mientras se está en la cocina. Y es un libro para regalar más que para leer.

Los libros no se compran para ser leídos. Se compran para coleccionar, o bien para regalar. Recordad que no estamos hablando de novelas que deben enganchar con su historia y ritmo a un lector exigente. El tip de público al que se enfocan estos es más cercano al comprador de revistas o colecciones de fascículos.

Que por cierto, ahora que comienza septiembre ya vemos aparecer un buen montón de coleccionables por fascículos. Y sí, ahí también hacen acto de presencia varias colecciones dedicadas al mundo de la repostería. ¿A alguien le sorprende?